martes, 12 de octubre de 2010

Orquesta Los Melódicos - Zúmbalo - 1993

Anán-Cumbia Cereteana

NO TE VAYAS CORAZON-LOS WAWANCO-POWERED by RAFAZTLAN®

los warahuaco --- atrevete a mirarme de frente

LA SUAVECITA Manduco Junior Y Jorge

Con Paso Fino - Cumbia Colombiana con Manduco

Llegaron Las Putierrez - Joaquin Bedoya - Parrandera (Guasca) De Diciem...

asi te quiero yo

AMOR OCULTO (EL ANDARIEGO ) LOVE hide

A mi amor nunca le temas JMGC 322x240

Aniceto Molina Las Cuatro Hijas

olvidarte es imposible

marianita

ADANIES DIAZ & HECTOR ZULETA DIAZ EL COBARDE DEL PUEBLO

Adriana Lucia Dilo

ADRIANA LUCIA - EN LOS DIAS QUE TE QUISE


 



Noticias, Medio Ambiente.


Testeo de la Modal Window |
EDICION DOMINICAL
Artículo leido 348 veces.
La reserva natural de los parques

Gabriel Jaime Giraldo

Continuando con nuestro recorrido y conocimiento de las reservas forestales que tiene Risaralda, que le confiere ser uno de los grandes pulmones que tiene Colombia y el mundo. En esta ocasión nuestro periplo nos llevó a los Parques Naturales Municipales y se pudo evidenciar la riqueza que en esta materia posee el departamento de Risaralda.

¿Qué son?
Es un área con cobertura vegetal natural y/o bosques cultivados, tiene como objetivo garantizar la protección de sectores de captación de fuentes de agua, protección del suelo y biodiversidad. Además de ser esenciales para la supervivencia de especies nativas de flora y fauna o hábitat para el abrigo o reproducción de especies migratorias.

Inventario

En 11 de sus 14 municipios Risaralda cuenta con un Parque Natural Municipal, en los cuales se viene realizando un importante trabajo de conservación y protección.

Agualinda (Apía), ubicado la vertiente oriental de la cordillera Occidental y hace parte del sistema natural del Parque Regional Natural Cuchilla del San Juan. 

Se define como una zona en la cual por sus condiciones naturales y sus características y ubicación es apta para realizar actividades recreativas y de educación ambiental de tal manera que armonicen con la naturaleza del lugar, produciendo la menor alteración.

Alto del Rey (Balboa), a diferencia de otros parques su creación fue motivada por su importancia como sitio turístico por la visita sobre el río Risaralda, allí se encuentran especies como; el gurre de cola de trapo, perro de monte, yarumo blanco y los guaduales. 

El sendero ecológico vereda carminales-el kiosco con una longitud de 1,5 km recorre diferentes etapas de la sucesión natural del bosque y reforestaciones con las especies guayacán, arboloco, nogal, tambor, guamo, y heliconias.

Santa Emilia (Belén de Umbría), cuenta con un potencial eco turístico constituido por su oferta de atractivos naturales, culturales y paisajes.

El parque cuenta con dos senderos de dificultad media y alta que pueden ser recorridos en un día, la presencia de una cascada y el avanzado estado de conservación de las zonas altas del parque, permiten aprovechar su potencial turística le ha favorecido la presencia de diferentes especies animales, debido al hecho de tener límite con áreas de mayor tamaño, como la Cuchilla del San Juan y PNN Tatamá.

La Cristalina la Mesa (Guática), se encuentra ubicado en la vertiente oriental de la cordillera Occidental en un rango altitudinal de 2.000 a 2.500 m.s.n.m., en la cuenca alta del río Guática.  En el área protegida nacen  varias quebradas que abastecen los acueductos de las veredas del municipio.

Tiene un sendero de interpretación ambiental en el sector de la Mesa de 3 kilómetros. Los visitantes encuentran allí un bosque en recuperación en su parte media y alta con bosques nativos y en especial predomina el siete cueros con un bello paisaje cuando está en florescencia.

Río Negro (Pueblo Rico), está localizado en la vertiente Occidental de la cordillera Occidental y forma parte de la zona de amortiguación del Parque Nacional Natural Tatamá.

Su principal sendero  paimado de una longitud de 1.200 mts, hasta la bocatoma municipal. El estar en la zona de amortiguación del PNN Tatamá le confiere un atractivo especial por su riqueza hídrica.

Cerro Gobia (Quinchía), se encuentra cubierto en su mayor parte por bosques sucesionales con edades entre 5 y 15 años, sólo en la parte más alta y en el sector que mira el suroriente se encuentran algunos remanentes de bosques. 

A pesar de ello se convierte en un referente para el desarrollo turístico de este municipio, por el paisajismo que ofrece, donde brinda una panorámica de 180 hacia el casco urbano del municipio de Quinchía y el municipio de Riosucio en el departamento de Caldas.

Campo Alegre (Santa Rosa de Cabal), localizado en la zona amortiguadora del Parque Nacional Natural Los Nevados, lo que en términos ambientales representa la base biofísica fundamental que garantiza el desarrollo de actividades socioeconómicas.

Desde su territorio nacen las principales fuentes de agua termal que alimenta los dos termales existentes en el municipio como son Termales San Vicente, Balneario y hotel Termales Santa Rosa.

Planes de San Rafael (Santuario). La importancia de este parque radica en que es uno de los pocos sitios por donde se puede acceder  con facilidad hasta la zona de páramo del  PNN Tatamá, y donde se tiene la mejor infraestructura para la atención de visitantes.

Algunas características naturales de la zona son: la existencia de 386 especies agrupadas en 204 géneros, las especies más comunes de árboles es el encenillo, especie muy importante para bosques dendroenergéticos y de recuperación de cuencas. Estudios de aves y anfibios refieren la existencia de 86 especies, 32 familias y 72 géneros de aves y para anfibios 6 especies.

Arrayanal (Mistrató), fue creado para proteger en su cantidad y calidad el recurso hídrico de la quebrada Arrayanal fuente de agua del municipio de Mistrató.

Cuenta con un agradable sendero de 1 kilómetro con bosques secundarios a lado y lado en buen estado de recuperación, dos kioscos para los caminantes; en su recorrido se aprecian numerosas cascadas que se forman en el recorrido de la quebrada aguas abajo por la cañada que tiene una pendiente suave.

Verdum (La Celia). Su importancia para el municipio radica en que es el área de recarga de agua para el acueducto municipal.

En términos ambientales es un reservorio o muestra de bosques andinos, que desde hace más de 15 años viene recuperando de manera natural los ecosistemas y especies propias de la zona.

Es un sitio visitado por las comunidades del municipio para actividades de educación y recreación ecológica. Cuenta con un centro de visitantes con capacidad para albergar a 8 personas, y dos senderos ecológicos de diferente grado de dificultad.

La Nona (Marsella), cuenta con un centro de visitantes ubicado en el predio Buenavista, propiedad de la Cárder.

Cuenta con el sendero Palo Santo de 4.6 km tiempo de recorrido 3.5 horas. Se constituye en el reservorio de agua para el acueducto municipal de Marsella y acueductos veredales de toda la zona.  Este Parque tiene conexión directa con el PRN Alto del Nudo. Uno de sus principales atractivos se relaciona con la observación del paisaje hacia Pereira y Dosquebradas.

Cerro Gobia
El Cerro Gobia un sitio ideal para visitar, disfrutar del paisaje que se puede observar, desde sus miradores principales, para
combinar con el disfrute de su biodiversidad en 242 hectáreas de conservación. Los habitantes de esta comunidad residente en sus alrededores juegan un importante papel en su conservación y protección.

La Nona
Está situada en el piso térmico frío de Marsella con temperaturas que oscilan entre los 12 y los 18 grados centígrados. Su relieve es fuertemente quebrado y escarpado y con pendientes entre 25% y el 75% afectada por erosión ligera a moderada y por fenómenos de deslizamientos. Su suelo es apto para la agricultura y la vocación forestal.

Avistamiento de aves
Esta afición es más bien desarrollada como ocio y se basa en el arte de reconocer las distintas especies de pájaros por su plumaje o canto. Muchos se limitan a crear listas que muestran la cantidad de aves que concurren a un área particular; otros mantienen la lista de todas las especies que vieron en su vida y otros lo hacen como parte del estudio diario.
 
Interpretación
La interpretación ambiental, lejos de  comunicar información literal, lo que busca
es transmitir ideas y relaciones a partir de un acercamiento directo entre la audiencia y los recursos que se interpretan. Para lograrlo se utilizan diferentes técnicas que ayudan a las personas a entender y apreciar lo que se observa. La meta es comunicar un mensaje.

Otún Quimbaya

El Santuario Flora y Fauna Otún Quimbaya  posee una gran diversidad de especies de aves, mariposas y pequeños mamíferos. La topografía es muy variada con laderas donde se puede observar la palma de cera, ríos cristalinos e imponentes cascadas.

Cultura



     
 
 
Gabriel García Márquez
Álvaro Mutis
Rafael Pombo
José Asunción Silva
Soledad Acosta de Samper
Julio Flórez
Carlos Castro Saavedra

     
 
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
Nacido el 6 de marzo de 1928 en Aracataca, una pequeña ciudad al norte de Colombia. Sus padres demasiado pobres, lo enviaron con sus abuelos maternos donde fue educado, en una casa habitada por innumerables parientes y llena de leyendas sobre fantasmas.
Creció como un chico tranquilo y tímido, influido por las historias de su abuelo y las supersticiones de su abuela. Su abuelo murió cuando él contaba ocho años de edad y, junto a su abuela casi ciega, se fue a vivir con sus padres a Sucre, donde su padre trabajaba como farmacéutico. Fue enviado a un internado en Barranquilla, una ciudad portuaria en la desembocadura del río Magdalena.
Con doce años, fue premiado con una beca para una escuela secundaria destinada a los estudiantes destacados, dirigida por jesuitas. En el instituto, comenzó a escribir sus primeras historietas y relatos, por lo que se ganó entre sus amigos una reputación de escritor. Tras graduarse en 1946, comenzó a estudiar Derecho a los dieciocho años siguiendo los deseos de sus padres y a pesar de su clara vocación periodística.
Durante una visita a sus padres conoció a Mercedes Barcha Pardo. Oscura y silenciosa, de ascendencia egipcia, ella era "la persona más interesante" que él había conocido nunca. Tras graduarse en el Liceo Nacional proponiéndole matrimonio lo que ella accedió, formalizándose el compromiso, a pesar de que no podrían casarse hasta catorce años después.

LOS AÑOS DUROS

Comenzó a perder interés en sus estudios, dedicándose más a leer obras de poesía que de Derecho. Cierto día cayó en sus manos un ejemplar de La Metamorfosis de Kafka, traducido por Jorge Luís Borges, que le marcaría profundamente en sus inicios literarios y en la creación del realismo mágico. A partir de entonces comenzó a leer vorazmente todo lo que caía en sus manos. También empezó a escribir y, para su sorpresa, su primera historia, "La tercera renuncia" fue publicada en 1946 por un periódico liberal de Bogotá, El Espectador, con excelentes críticas. García Márquez entró en un periodo de creatividad durante el que escribió diez historias más para ese periódico.
Su primer hijo nace en el año 1959, Rodrigo, y la familia se trasladó a Nueva York, donde supervisaba la sucursal norteamericana de Prensa Latina. Debido a las múltiples amenazas anticomunistas que recibía, se trasladó con su familia a Méjico. Tuvo prohibida la entrada a Estados Unidos hasta 1971. En Méjico capital trabajó escribiendo subtítulos para películas y mientras intentó publicar algunos de sus trabajos. El coronel no tiene quien le escriba fue publicado en 1961, y Los funerales de Mamá Grande, en 1962, coincidiendo con el nacimiento de su segundo hijo, Gonzalo.
Y entonces ocurrió el milagro. En junio de 1965, él y su familia viajaban hacia Acapulco de vacaciones cuando de pronto la inspiración le invadió: había encontrado su propio estilo. Por primera vez en veinte años, Macondo salía a la luz. A partir de entonces, se dedicó a escribir incansablemente durante dieciocho meses. No sólo su familia, sino también sus amigos y vecinos pronto intuyeron que se estaba gestando una obra maestra: Cien años de soledad.
La obra fue publicada en junio de 1967, con una tirada inicial de 8000 copias, que se agotaron la primera semana. Su éxito fue tal que se hizo necesario lanzar una nueva edición cada semana, llegando a vender medio millón de copias en tres años. Fue traducida a veinticuatro idiomas y en los años siguientes ganó numerosos premios internacionales. El éxito y la fama internacional le llegó a Márquez cuando contaba 39 años.
A partir de entonces todas sus novelas se convirtieron en éxitos de ventas. En esa época publicó obras como La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada, Cuando era feliz e indocumentado y El otoño del patriarca. Esta última no fue al principio bien recibida por la crítica, que seguía esperando otro Macondo.
En 1981, el año en que fue premiado con la medalla de la Legión de Honor Francesa, viajó a Colombia en una visita con Castro, y allí se encontró de pronto metido en problemas. El gobierno conservador le acusó de financiar el M-19, un grupo liberal de guerrilla. Huyó de Colombia y solicitó asilo político en Méjico, donde ha vivido hasta ahora. El gobierno de Colombia pronto se arrepintió de lo sucedido. En 1982 fue premiado con el Nóbel de Literatura, por lo que el nuevo presidente le invitó a volver al país de nuevo.
En 1982 ayudó a un amigo a publicar El olor de la Guayaba, un libro de conversaciones con su viejo amigo y colega Plinio Apuleyo Mendoza, y el mismo año escribió Viva Sandino, un guión sobre los sandinistas y la revolución de Nicaragua.
En 1986 publica otra de sus grandes novelas, El amor en los tiempos de cólera, sobre dos amantes frustrados y el largo tiempo que habrán de esperar hasta que tienen una segunda oportunidad de continuar su romance. Esta novela tuvo un gran recibimiento por parte de los lectores y la crítica, y le confirmó como un escritor de fama mundial.
En la actualidad es uno de los escritores más famosos del mundo, que conjuga su profesión de escritor con la enseñanza y el activismo político. Con residencias en Méjico capital, Cuernavaca, París, Barcelona y Barranquilla, publicó en 1990 El general en su laberinto y, dos años después, Peregrinos extraños. En 1994 publicó su más reciente obra de ficción, Del amor y otros demonios. Actualmente, García Márquez vive con Mercedes en Méjico capital, ha dejado de fumar y está en perpetuo estado de "escribiendo una novela".

SUS OBRAS
El coronel no tiene quien le escriba

Esta novela nos narra una fascinante historia. El lugar en el que transcurre la trama no es Macondo, sino una ciudad portuaria sin nombre en donde el correo llega los viernes en barco. El coronel va siempre en busca de una carta del gobierno, con la pensión que le fue prometida hace años y que nunca llega. Él y su mujer viven casi en la indigencia tras haber perdido a su hijo. Su única esperanza para no morir de hambre es un prometedor gallo de pelea, con el cual esperan ganar los campeonatos de enero. Pero para mantenerlo fuerte es necesario alimentarle, aunque a cambio el coronel tenga que pasar hambre.
La mala hora
Esta novela es de un estilo muy similar a El coronel no tiene quien le escriba. La trama tiene lugar en la misma ciudad que éste, e incluso aparecen algunos personajes conocidos. En todo caso, esta ciudad se ha convertido en un lugar mucho menos acogedor desde entonces, debido a las tensiones en torno a las luchas políticas. Poco después aparecen pintadas satíricas en los muros, escritas durante la noche, que propagan rumores sobre varios habitantes de la ciudad. Nadie sabe quién escribe esos carteles sobre adulterios, abortos y crímenes, pero pronto todo el mundo se verá implicado y los ciudadanos se irán volviendo más violentos y maliciosos.
Cien años de soledad
Esta novela retrata la vida de varias generaciones de un clan familiar, los Buendía, en una ciudad sudamericana llamada Macondo, un misterioso lugar donde cada día trae a los ciudadanos una dosis de magia, milagros, dolor, tristeza y oportunidades casi magicas de transformarse. El libro nos narra la odisea de los Buendía desde la fundación de Macondo por el excéntrico patriarca y su tenaz esposa, y cuenta las vidas de sus descendientes hasta la decadencia y extinción de la familia. Mientras seguimos la trayectoria de los Buendía a través de su apogeo y su decadencia, la guerra y la paz, la alegría y el dolor, nos damos cuenta de que estamos siendo testigos nada menos que del lento transcurrir de la vida, como si el autor nos colocara en el lugar de un dios imaginario.
El otoño del patriarca
Esta no es precisamente la novela más facil de leer de Márquez. Su estilo esn prosa es deliberadamente confuso, sin apenas puntuación ni diálogos definidos. Publicado en 1975, su principal personaje es un prototípico dictador sudamericano, un protagonista sin nombre cuya astucia en la política y la supervivencia se opone a su profunda soledad y su locura. Una criatura increíblemente pura en su crueldad y desesperación que se encuentra atrapada en esta novela poética. El autor se introduce dentro de la mente del tirano y los que le rodean, mostrándonos toda una galería de personajes horribles y tiernos, cuyos pensamientos más íntimos nos son revelados.
Crónica de una muerte anunciada
Esta es sin duda una de las más brillantes novelas de Márquez. Una obra que gira en torno a la fatalidad del destino humano. Desde el comienzo sabemos que a Santiago Nassar van a asesinarle los hermanos Vicario por creer que ha deshonrado a su hermana. En realidad todo el pueblo lo sabe, pero nadie es capaz de avisarle por unas circunstancias u otras. A pesar de toda la gente que se encuentra en su paseo por el pueblo, Santiago Nassar permanece ajeno a lo que va a ocurrirle, mientras el lector permanece en vilo desde el principio al final de la novela.
El amor en los tiempos de cólera
En esta novela, Márquez nos narra la historia de Florentino Ariza, un hombre que se enamora de una bella joven, Fermina Daza, y se ve obligado a esperar cincuenta años, nueve meses y cuatro días hasta poder declararle su amor por segunda vez, en el funeral del marido de ella, el doctor Juvenal Urbino, uno de los hombres más ilustrados de su época, promotor de las artes, un rico y famoso médico. Indignada, Fermina le echa de su casa, pero ese sólo será el principio de su romance. A la vez que asistimos a cómo Florentino reconquista a Fermina, se nos van desvelando los romances y anécdotas que tanto él como ella vivieron durante esos cincuenta años de separación.
El general en su laberinto
El protagonista de esta novela es Simón Bolívar, a quien Márquez rescata de la historia ofreciéndonos otra perspectiva de este personaje. Nos muestra al Libertador al final de su vida, cerca de los cincuenta años, embarcado en un viaje de siete meses desde Bogotá hasta el mar. A medida que el viaje transcurre de puero en puerto, Bolívar reflexiona sobre su pasado, pasando confusamente de un acontecimiento de su vida a otro - las guerras, sus fracasos, sus pasiones, sus pecados, sus amores - narrado en el contexto de una historia que él mismo ha contribuido a crear, una laberíntica e interiorizada estructura de desilusiones y frustración.
Del amor y otros demonios
Publicada en 1994, esta novela puede leerse como si fuera un capítulo perdido de Cien años de soledad. Ambientada en una colonia costera de la mítica Sudamérica, narra la historia de una extraña niña llamada Sierva María, que puede o no puede haber contraído la rabia. Se envía en su ayuda a un joven sacerdote, el intelectual y soñador Cayetano Delaura. Éste no considera que la niña necesite ser exorcizada, pero pronto descubre que es él mismo quien necesita una curación, ya que ha comenzado a enamorarse de esa excéntrica y encantadora niña...

Platos Típicos De Colombia

COSTA PACÍFICA


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

En el Chocó se encuentra la región más rica en pescados de río y de mar, debido a su amplia red fluvial en donde vive una interesante variedad de peces. Sus costas, con las ensenadas y bahías más bellas de Colombia, favorecen la proliferación de los platos de pescados y mariscos que constituyen la base alimenticia de la población autóctona y que gustan acompañar con plátano y yuca. Tiene también frutas exóticas como el borojó y el almirajó, de magnífico sabor, con las que se preparan agradables refrescos.
Buenaventura, Guapí y Tumaco constituyen la trilogía gastronómica de la región y aunque comparten muchas preparaciones hay siempre un toque distintivo de cada pueblo debido al uso extraordinario de la leche de coco. Guapí, disfruta en la variedad casi infinita de pescados y mariscos, carnes de caza y magníficas cecinas que llegan en barriles desde distintos puntos del país.

  1. CHOCÓ:

    • Bebidas: Sorbete de borojó (o almirajó), colada de piña, chocolate con leche de coco, jugo de guineo.
    • Aperitivos y principios: Arepas y torta de ñame blanco chocoano, buñuelos y arepas del árbol del pan.
    • Sopas: Caldo de dentón salpreso, de guacuco, de queso y cebollas.
    • Platos: Arroz atollado de carne ahumada, arroz clavado, bacalao de pescado seco-liso, chanfaina, bocachico con escamas.
    • Postres: Arroz de leche con coco, jalea de árbol de pan.
  2. BUENAVENTURA:

    • Bebidas: Fresco de Aguacate.
    • Aperitivos y principios: Aguacates rellenos, cebiche de camarones o langostinos, empanadas de pescado.
    • Platos: Cazuela de mariscos, pescado con lulo chocoano, pescado encurtido, pargo frito en salsa de mostaza.
    • Postres: Cocadas, chancacas.
  3. TUMACO:

    • Bebidas: Fresco de Guanábana.
    • Aperitivos y principios: Aborrajados de pescado, ensalada de calamar, camaron o langostinos, empanadas de jaiba o camarón.
    • Sopas: Crema de cabezas de langostinos, pusandao de carne serrana, sopa de lentejas con pescado ahumado.
    • Platos: Pusandao de bagre, pargo o corvina, arroz con calamares en su tinta, calamares rellenos, cazuela de mariscos.
  4. GUAPÍ:

    • Bebidas: Jugo de naidí, socoromo o milpezo, tamales de pescado.
    • Aperitivos y principios: Chaupiza (pescado muy pequeño), majajas, frijol tapajeño, huevos de piando.
    • Sopas: Caldo de gazapo, quebrao (sancocho de carne serrana), sopa de almejas, sopa de cangrejo.
    • Platos: Carapacho de jaiba, arroz atollado con jaibas o con almejas, tortuga en carapacho.
    • Postres: Cabellito de papaya biche.

ANTIOQUIA VIEJO CALDAS


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

Su plato montañero es sin duda el plato bandera. Consiste en arroz blanco, fríjoles, carne molida, chicharrón, chorizo o morcilla, huevo frito, aguacate, tajadas de plátano maduro, patacones y arepa. Nunca pueden faltarle al «paisa» los fríjoles, que pueden llegar a comer a diario; tampoco las arepas y la mazamorra con que termina sus comidas y que pueden servirse con el maíz (arroz) o simplemente el claro «caldo» acompañado de panela partida o bocadillo de guayaba. La gente de esta región es muy poco amante de los aliños, los usa con gran moderación, al punto que su arepa favorita no lleva sal. No usa tanto el plátano como el resto del país, sólo algunas tajadas de plátano pintón acompañan sus platos.
Es también muy conservador en sus gustos y muy poco amigo de aventurarse a probar otra cocina que no sea la de su tierra. A pesar de disponer de costa atlántica, come más pescado del Cauca y del Magdalena que del mar, posiblemente debido a las dificultades de transporte que siempre han tenido.
Caldas, poblada por antioqueños en el siglo pasado, aporta muy poco a una nueva cocina y a pesar de producir el mejor café del mundo, no lo utiliza sino como bebida y algo en sus postres.
Salamina (Caldas),se manifestada en platos especiales y magníficas ensaladas, como la remolachas rellenas con huevo duro, que es un bellísimo acompañamiento para cualquier buen plato.
  1. ANTIOQUIA:

    • Bebidas: Aguardiente con hojas de brevo, avena, jugo de mandarina.
    • Aperitivos y principios: Arepas de arriero, de chocolo y de maíz pelao; buñuelos, empanadas antioqueñas, de maduro y de queso.
    • Sopas: Crema de frijoles, sancocho paisa, sopa de arroz.
    • Platos: Bandeja paisa, albondigón, arroz con pollo o chorizo, cañón de cerdo, carne jamonada, costillas de cerdo fritas, carne asada en tiesto, lomo de cerdo acaramelado.
    • Postres: Flan de naranjas agrias, fresas con crema agria, marpia luisa, mazamorra, natilla.
  2. CALDAS:

    • Bebidas: La macana, mistelas, vino de naranja.
    • Aperitivos y principios: Buñuelos, arepas de chocolo, hojuelas, chorizos santarosanos, encurtidos, ensalada de corazones de lechuga, remolacha y zanahoria.
    • Sopas: Sopa de fideos, de remiendos.
    • Platos: Asorrete, filete de cordón, lengua cubierta o en salsa, lomo de cerdo blanco, mollejas de pollo salteadas.
    • Postres: Alfandoques, arequipe, bolitas de yuca en miel, dulce de mamey, crema de café.

LLANOS ORIENTALES


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

El llanero prisionero en un mar de inmensidades ha sabido adaptar sus hábitos alimenticios a su forzoso nomadismo, creando platos tan originales como la gallineta embarrada, hecha en su jugo sin ollas ni enseres que cargar en su equipaje. El llano tiene también para los niños su plato propio: la cocuma (colada) preparada con el cocumo, plátano seco de gran valor alimenticio. La cachama, hermoso pescado de grandes posibilidades culinarias, completa la variada dieta con un toque sabroso y original.
Caquetá y Putumayo comparten con ellos su cholula que preparan con el «chirario», pequeño banano mezclado con leche y azúcar. Una fuente exótica de proteínas de gran valor nutritivo es la boa, que hoy se cría en granjas. Los lugareños ahuman sus espléndidos lomos y preparan excelentes platos. Florencia produce magníficas naranjas y una piña excepcional llamada «india», de color blanco, sin fibras y de magnífico sabor. La Amazonía vive de la caza y de la pesca, que guisa y acompaña con fariña o mandioca y frutas exóticas desconocidas en el resto del país. Pero tal vez la tortuga sea la carne más apreciada y un auténtico manjar en cualquiera de sus numerosas y originales preparaciones.
  1. LLANOS:

    • Bebidas: Atol, guarulo.
    • Aperitivos y principios: Ajiseco en leche.
    • Sopas: Hervido (sancocho) de cachicamo, de gumarra o de pato pelón.
    • Platos: Cachama asada o sudada, mamona (ternera a la llanera).
  2. AMAZONAS:

    • Bebidas: Aguagina, crema de copoazú, chive.
    • Aperitivos y principios: Fariña o mandioca, farola, bolitas de pirarucú.
    • Sopas: Sopa de caracoles.
    • Platos: Ancas de rana, la boa, costilla de gamitana, guiso de caracoles, manatí, picadillo de tortuga.
    • Postres: Dulce de pomarrosa.
  3. PUTUMAYO:

    • Bebidas: Chicha de arracacha, jugo de carambolo.
    • Platos: Guiso o pinchos de tortuga.
  4. META:

    • Bebidas: Guarulo, jugo de araza.
    • Aperitivos y principios: Pan de arroz, tungos.
    • Platos: Carne asada (Tungos), entreverado (asaduras).
    • Postres: Plátano paso.
  5. ARAUCA:

    • Bebidas: Majule, vinete, abasute.
    • Aperitivos y principios: Cachapas, capón de ahuyama, palmiche, pericazas.
    • Sopas: Picadillo.
    • Platos: Hallacas, picillo de pescado.
    • Postres: Dulce de huevos de tortuga, dulce de marañón.

VALLE, CAUCA Y NARIÑO


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

Esta amplia zona, ayer parte del Cauca grande, tiene una influencia fundamental en la gastronomía colombiana. Más cocina de hacienda que de ciudad, tiene en la caña de azúcar, que cultiva con talento, la base de una variada producción de excelentes dulces: su célebre manjar blanco, sus grajeas, sus delicados confites. El plátano es una fruta más en la enorme paleta que colorea sus puestos de venta, con variados y deliciosos frutos como el níspero de Guacarí. Hoy agrícola, ayer ganadera, la zona del valle es tal vez la que más harinas fritas lleva a su mesa. Tamales de Cartago, o su casi extinguido Chuyaco, y cada pueblo, o casi cada familia, tiene una receta propia del sancocho.
El Cauca, tal vez el departamento más rico variedad de platos de todo el país, conserva variedades criollas. Entre las cosas legítimamente autóctonas es de destacar un vegetal muy especial, el ulluco, con su enorme variedad de preparaciones, todas originales y apetitosas.
Nariño con su tradicional cui, que hay que saber matar más que guisar. Su pastelería es variada y suculenta para acompañar los deliciosos amasijos de Tuma y Guapi, que se han hecho embajadores de 1a cocina colombiana en famosos restaurantes de todo el mundo.
  1. CAUCA:

    • Bebidas: Birinbí, salpicón de baudilia.
    • Aperitivos y principios: Cauncha, cucas, envueltos de choclo, mollete, ají de maní, empanadas de pipián.
    • Sopas: Crema de choclo, sango, sopa de carantata.
    • Platos: Lomo, regios, tamales de pipián, tripazo.
    • Postres: Desamarrado o noche buena.
  2. VALLE:

    • Bebidas: Champús, jugo de chontaduro, kumis, sorbete de badea y de piñuela.
    • Aperitivos y principios: Ají pique, tostadas de plátano (patacones), arepas vallunas, pandebono, bizcochos hateños, aborrajados, abrebocas de chontaduro, arroz blanco.
    • Sopas: Sancocho de cola, caldo de carne batido, cus-cus, sancocho de gallina, sopa de raices.
    • Platos: Tamales de resplendor y vallunos, arroz atollado, bistec a la criolla, bofe, carnita de hormiga, carne sudada o afanada, muchacho.
    • Postres: Almojábanas con miel de abejas, arroz de leche, caspiroletas, manjar blanco, queso de mandarina o naranja, tajadas de malado, torta de coco.
  3. NARIÑO:

    • Bebidas: Hervidos, jugo de frutas con agua de arroz.
    • Aperitivos y principios: Bizcochuelo nariñense, mostachones, ají de queso, empanadas de añejo, lapingachos.
    • Sopas: Locro.
    • Platos: Cui, lomo biche encebollado, lomo de cerdo con moras o lulos, tamales nariñenses.
    • Postres: Postre de tomates.

SANTANDERES


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

La cocina santandereana es una de las más famosas de Colombia por su calidad, su preparación pero, sobretodo, por su sabor. El plato tradicional es el mute, pero en realidad, los más apetecidos por los turistas son el cabro, la pipitoria (una mezcla de arroz, sangre y vísceras de chivo), el sancocho santandereano, la arepa de maíz, la yuca frita, la carne ‘oreada’ o seca, la sobrebarriga, la sopa de avena y la de pichón.
Los Guanes, antiguos habitantes de la región, atribuían su altura y fuerza a su alimentación a base de frutas, poca carne y mucho pescado. Fueron estos indios los que descubrieron que las hormigas culonas no sólo eran deliciosas sino que también tenían propiedades afrodisíacas y es por esto que entre las delicias de esta tierra están las famosas hormigas culonas, de abdomen abultado y que se tuestan al fuego.
Santander produce en Lebrija la mejor piña del país y magníficos dulces en Pie de Cuesta, también están los dulces elaborados a base de apio, limón, cidra, arroz y piña y por supuesto, el bocadillo veleño hecho con guayaba, que es una de las delicias que encanta a los turistas.
Santander del norte es muy rico en platos tradicionales conservados con orgullo. Cúcuta con magníficos postres, donde aún se hace el dulce de grosellas y gran variedad de frutas en almíbar. Pamplona con su masato y una cocina muy propia y Ocaña con la cocina más interesante y variada de la región.
  1. SANTANDER:

    • Bebidas: Chicha de corozo, chocolate.
    • Aperitivos y principios: Arepa santandereana y ocañera, achiote, carisecas, hormigas culonas, yuca frita.
    • Sopas: Mute santandereano, caldo de papa, caldo teñido, sancocho santandereano, sopa de fríjol negro, sopa de pescado, sopa de pichón y de ruyas.
    • Platos: Macarrones con pollo, cabrito al horno, cabro barichara, cazuela de conejo, espaguetis, Ñeque (Tinajo).
    • Postres: Bocadillo veleño, dulce de grosellas.
  2. NORTE DE SANTANDER:

    • Bebidas: Fresco de ciruela cocota, masato.
    • Aperitivos y principios: Arepas fritas, cebollitas, habas secas, hallacas, palmitos, rellenas de guineo.
    • Sopas: Mute norte-santandereano.
    • Platos: Tortilla de barbatusca, callos con garbanzo, chivo, pichones.
    • Postres: Cortado de leche de cabra.

COSTA ATLÁNTICA


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

Cartagena refleja la gran calidad de sus pescados y mariscos que reúne en el mercado con las excelentes carnes de las sabanas de Bolívar. El cartagenero es muy amigo de los postres, que encuentra en gran cantidad y óptima calidad en su célebre «portal de los dulces».
Barranquilla es culinariamente una ciudad joven y un poco monótona en su cocina, en la que destacan sin embargo su arroz con lisa y excelentes platos de cocina internacional. Santa Marta, pese a su antigüedad, ha perdido parte de sus viejas tradiciones, pero siguen destacando platos talentosos, como las mojarras fritas con patacón.
La Guajira, una región de interesantísimos hábitos culinarios, usa con naturalidad una colección de carnes más propias de un libro de aventuras que de una carta de un restaurante popular: Chigüiro, morrocoyo, guatinanga, tortuga, armadillo, iguana y una colorida paleta de pescados y mariscos, entre los que destacan sus maravillosas langostas a precios popularísimos, que permiten a la gente modesta desayunar con una magnífica langosta.
El Sinú, debe el uso de la berenjena a sus influencias árabes, que le dieron variedad y originalidad.
  1. MAGDALENA:

    • Aperitivos y principios: Camarones en apuro, copetes de camarones, ensalada de pulpo.
    • Sopas: Sopa de camarones.
    • Platos: Pargo rojo relleno, arroz con camarones, mojarra frita.
    • Postres: Flan de mango.
  2. BOLÍVAR:

    • Bebidas: Chicha.
    • Aperitivos y principios: Arroz con coco, con titote o frito, plátanos en tentación, yuca con suero, empanadas de huevo, ensalada de langosta.
    • Sopas: Crema de langosta, de camarones o langostinos, sancocho de sábalo o bocachico, sopa de codillos de cerdo.
    • Platos: Arroz marinero, caracoles guisados con coco, gallina, higadote.
    • Postres: Alegrías de burro, espejuelo de mango biche, pie de mango.
  3. SUCRE:

    • Bebidas: Agua de panela con jengibre, peto sinceano, huevos fritos en miel de abeja.
    • Aperitivos y principios: Arepas de huevo, arroz con queso.
    • Sopas: Mote de queso.
    • Platos: Calamares rellenos, camarones o langostinos con anís, carne ripiada o deshilachada.
    • Postres: Mongo-mongo o calandraca.
  4. CESAR:

    • Bebidas: Café con jengibre.
    • Aperitivos y principios: Fríjoles con maduro.
    • Sopas: Sancocho de chivo.
    • Platos: Albóndigas, asado de pobre.
  5. BARRANQUILLA:

    • Bebidas: Jugo de mango, guarapo costeño o agua de panela.
    • Aperitivos y principios: Ensalada de papaya vede, bollo de yuca o bollo limpio, buñuelos de fríjol de cabeza negra, butifarra, caribañolas, cocktail de ostras.
    • Sopas: Sopa de guandú, de mondongo.
    • Platos: Arroz de lisa, arroz con chipi-chipi, bagre frito.
    • Postres: Papaya o melón rellenos.
  6. SAN ANDRÉS Y PROVIDENCIA:

    • Aperitivos y principios: Pumpkin-rice, bami, crab’s backs, dumplings, johny cakes.
    • Platos: Albóndigas de pescado o caracol, Rundown (rondón), caracol guisado (Conch), guisos de chivo o iguana.

TOLIMA - HUILA


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

Orgullo de Tolima son la lechona y el tamal, platos que se cocinan con matices originales en todos los pueblos.Enriquecen la variedad de sus platos las preparaciones hechas con los pescados del Magdalena, siendo el más famoso el delicioso «viudo». La harina autóctona es la de achira, que se usa para preparar los célebres bizcochos. La curiosidad gastronómica interesante son las ostras del río Opia, cerca de Piedras, exactas a las de mar, que se preparan con un salsa de tomates, limón y se riegan con abundante vino dulce. La bebida más popular y reputadísima entre las señoras son las «mistelas», de gran tradición social y elevadísima graduación alcohólica debido al azúcar y a las frutas y yerbas de su fórmula, capaz en todo momento de ser responsable de una elegantísima borrachera.
Mariquita, con sus árboles de canela sembrados por José Celestino Mutis, posee un suelo y clima ideal para la producción de frutos tropicales, destacando los mangos y 1o mangostinos.
Huila tiene su asado como compañero inseparable de sus celebraciones, en especial el San Pedro, sin duda un plato exquisito que unido a la notable calidad del arroz ha hecho a su cocina merecedora de alegres coplas de popular raigambre.
  1. TOLIMA:

    • Bebidas: Mistela de mejorana, vino de palma.
    • Aperitivos y principios: Arepas de arroz, enmochilados, hogo, insulso, juan valerio, patacones y cascabelitos.
    • Sopas: Caldo de aquel o de ministro.
    • Platos: Lechona, viudo de bocachico o capáz, bagre sudado, chivo relleno, soplado de bagre.
    • Postres: Bizcocho de achira, bizcochuelo.
  2. HUILA:

    • Bebidas: Boxeador, cacao, candil.
    • Aperitivos y principios: Almojábanas, bizcocho de cuajada o de manteca, pan de esponja, pan de yuca, pojongos, envuelto de plátano maduro, pastel de choclo.
    • Sopas: Caldo de cuchas, de pajarilla, cuchuco de maíz añejo, sancocho de pataló, sopa de cuajada, de mazorca biche.
    • Platos: Asado huilence, atollado o guiso saperopo, fríjoles verdes con costilla.
    • Postres: Casquitos, jalea y dulce de guayaba (cernido), nochebuena.

BOYACÁ - CUNDINAMARCA


Fotografía tomada del Gran libro de la Cocina Colombiana. Círculo de Lectores S.A. 1984

Fundamentalmente tierras del altiplano central de la Cordillera Oriental, varían su cocina con frutos tropicales y aromáticas especies. La enorme gama climática auspicia una cocina variada, apetitosa y original en el marco inimitable de los pueblos más pintorescos de la dilatada geografía colombiana. Cada pueblito, cada caserío, cada valle, tiene un plato típico que atesora con cariño y nutre con el toque original de cada familia. Su amplia variedad gastronómica ofrece en Tunja matices de franca competencia, sobre todo los días jueves, en que los restaurantes populares sirven su cuchuco de espinazo de cerdo. Villa d Leyva, paisaje de olivares y magníficos bizcochos, Paipa con su riquísima cocina tradicional, Tota con sus truchas, hacen de esta región un punto inimitable para el turismo gastronómico. Bogotá, gran capital, cosmopolita tiene restaurantes de todas las regiones del país y una talentosa cocina local representada en especialidades de la calidad del ajiaco y el chocolate santafereño, siempre acompañado con tamales, pericos, almojábanas, colaciones, tortas y mil exquisiteces más. Girardot comparte con Flandes y Tolima los honores del mejor «viudo» de pescado que, junto con la tradicional «subienda», es un auténtico festival para los amantes del buen pescado de río.
  1. BOYACÁ:

    • Bebidas: Canelazo, chicha.
    • Aperitivos y principios: Arepas jenesanences, bizcochos de almendra, cotudos, empanadas de higo, pan de yuca, canches de San Ignacio, cebolla chiroza, chupe de papa criolla, envueltos de mazorca, longaniza, papas chorreadas.
    • Sopas: Cuchuco de maíz, cuchuco de trigo con espinazo de cerdo, changua, sopa de criadillas de cordero, sopa de pan en cazuela.
    • Platos: Puchero boyacense, arroz tapado, cabeza y guiso de cordero, cocido campesino, costillas de cordero asado, chuletas de cerdo, mazamorra chiquita.
    • Postres: Torta de cuajada, esponjado de curaba, plátanos maduros asados, torta de manzana.
  2. CUNDINAMARCA:

    • Bebidas: Sorbete de curaba, chicha, chocolate santafereño, sabañón, sorbete de tomate de árbol.
    • Aperitivos y principios: Almojábanas, arepas asadas, colaciones, envueltos huecos, mogollas chicharronas, negritos, palitos de queso, ají de aguacate o huevo, empanadas bogotanas, naco.
    • Sopas: Ajiaco bogotano, crema de alcachofas, crema de habas, garbanzos o arvejas.
    • Platos: Fritanga, cocido de Subachoque, criadillas de cordero, murillo estofado, puchero bogotano, sobrebarrida al horno o sudada, tamal bogotano, ternera asada.
    • Postres: Brevas con arequipe o almíbar, cuajada de melao, dulce de feijoas, dulce de papayuela, dulce de moras o fresas en almíbar, merengues, postre de natas, torta de mojicón.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...